fbpx

Producción

PENETRÓMETROS PAGANI están concebidos para poder realizar con un único equipo diferentes pruebas y sondeos penetrométricos durante las investigaciones de un terreno.

EL ESTUDIO

El estudio geotécnico de los terrenos para problemas de fundaciones, estabilidad de las laderas, obras de refuerzo, etc. encuentra hoy en día cada vez más aplicaciones.

El conocimiento de las características físico-mecánicas de los terrenos es necesaria para optimizar, bajo el aspecto técnico y económico, el dimensionamiento de las obras y para cumplir con las disposiciones de ley.

Entre los distintos métodos de investigación de los terrenos los sondeos penetrométricos permiten obtener informaciones importantes con costes y tiempos reducidos. Las pruebas penetrométricas más difundidas son:

Pruebas penetrométricas estáticas (CPT/CPTU)
Pruebas penetrométricas dinámicas continuas (DP)

VERSATILIDAD

La elección entre un tipo y otro de pruebas depende de la naturaleza y de las características del terreno que debe atravesarse, así como del tipo de proyecto de la obra.

Por eso, cada vez que es necesario programar una investigación geotécnica, surge el problema de tener que elegir cual penetrómetro emplear con el riesgo de no alcanzar la profundidad deseada, o de obtener datos de difícil uso.

Sin considerar la prueba puntual SPT que requiere la utilización de un equipo de sondeo, la idea de poder realizar con un único equipo uno u otro tipo de prueba penetrométrica continua, permite ignorar el problema del tipo de terreno que se va a atravesar facilitando, en las versiones propuestas por Pagani, la modularidad, integración, amplia versatilidad y comodidad de transporte.

INNOVACIÓN

Con las soluciones que proponemos, un único operador es capaz de realizar pruebas penetrométricas en los lugares y en las condiciones más hostiles, seguro de obtener los resultados deseados con costes y tiempos reducidos. Los penetrómetros Pagani están montados sobre un carro autopropulsado de tracción hidráulica que permite la más amplia movilidad incluso en terrenos irregulares. El grupo de hincado se reclina durante el transporte y los desplazamientos locales, permitiendo el paso del equipo incluso a través de accesos de escasa altura.
Los penetrómetros pueden trabajar también en laderas muy empinadas puesto que la habitual nivelación horizontal, obtenida mediante tres estabilizadores hidráulicos, se puede aumentar gracias a la posibilidad de inclinar el grupo de hincado hasta colocarlo verticalmente, independientemente de la nivelación horizontal del medio en el que está montado.

Además, los penetrómetros Pagani adoptan un sistema innovador de anclaje semiautomático que facilita la estabilización